cabeza articulo
21 de noviembre de 2012

Los gobiernos de Evo Morales y Correa apoyan a las trabajadoras sexuales

Una compañera de Bolivia logró que en su cédula de identidad figure como profesión la de trabajadora sexual y las compañeras de Ecuador consiguieron reunirse con el presidente Rafael Correa, quien les expresó su apoyo en el reconocimiento del trabajo sexual.

En el marco por los festejos de los 15 años, las compañeras que integran la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe, contaron como lograron que en sus países, los gobiernos apoyen, escuchen y esté predispuestos y abiertos a entablar un dialogo con la población de trabajadoras sexuales.

Entre estos logros, se destacan el caso de la compañera de Bolivia, Evelia Yucra, primera trabajadora sexual de ese país que logra que en su cédula de identidad se incluya su profesión. Se trata de un hito tanto para las trabajadoras sexuales como para el país en el reconocimiento al derecho a la identidad. Evelia, presidenta de la Organización Nacional de Activistas por la Emancipación de la Mujer (ONAEM), agradeció especialmente al presidente Evo Morales por este hecho tan importante, ya que considera que el anonimato y la invisibilización solo favorecen el maltrato y la discriminación a la que son sometidas y “solo dando la cara podemos hacer respetar nuestros derechos". “Las mujeres que integramos la RedTraSex, elegimos reconocernos trabajadoras sexuales, porque gracias a nuestro trabajo, hemos llevado el pan a la mesa de nuestras familias, hemos sobrevivido y nos hemos superado económicamente. ¿Por qué entonces no íbamos a llamarnos trabajadoras?”, concluyó Evelia.

El otro caso emblemático es el de las compañeras de Ecuador, quienes mantuvieron una reunión con el Presidente Rafael Correa y cinco ministros, con el objetivo de ofrecer mejores condiciones de vida a las trabajadoras sexuales. La coordinadora de la Red Nacional de Trabajadoras Sexuales, Elizabeth Molina, contó que cuando el presidente Correa llego al poder, las compañeras entendieron que ese gobierno debía darles una respuesta a sus problemáticas, ya que era un gobierno “que venía a defender los derechos de todos y todas”. Entonces decidieron mandarle una carta pidiendo una audiencia. “Le mandamos la carta un lunes, pensando en que jamás nos iba a contestar pero para sorpresa de todas, el viernes nos llegó una contestación, donde nos decía que nos invitaba a participar de un almuerzo de trabajo al martes siguiente. No lo podíamos creer.”
“El día del encuentro, el presidente nos dijo que nosotras somos seres humanos y que tenemos dignidad y derechos contra los que nadie puede atentar.

Estos ejemplos demuestran un fuerte avance en el movimiento de las trabajadoras sexuales. Deseamos que se multipliquen muchos más en toda la región y en el mundo, y que los gobiernos de todos los países empiecen a escuchar nuestras voces y a legislar por nuestros derechos.

Galeria de imagenes

Secretaría General

Piedras 1065 / C1070AAU / Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina / Tel.: +54 11 4361 0092 / Correo electrónico: nacional@ammar.org.ar